El Gobernador inauguró las obras de ampliación en los servicios de Oftalmología y Salud Mental del Hospital Llano

16 septiembre , 2019

El gobernador Gustavo Valdés inauguró en el mediodía de este viernes las obras de ampliación y refuncionalización de los servicios de Oftalmología y de Salud Mental, del Hospital “Ángela I. de Llano” de la ciudad de Corrientes, donde se atienden por año 120 mil personas. En la oportunidad también entregó millonaria inversión en equipamiento a hospitales públicos de toda la Provincia, por lo cual propuso la creación de un fondo especial para agilizar la compra de los mismos, ya que “los tiempos de la Ley para la licitación de aparatología, no son los adecuados a los tiempos actuales y modernos”.

Cuando “va creciendo los servicios a la comunidad es un hecho para destacar”, dijo el primer Mandatario, porque “no es una inversión pública coyuntural, sino que es definitiva, con su asiento presupuestario y que permanentemente estará en funcionamiento, por eso es importante cuando se genera infraestructura hospitalaria”.

Remarcó además que “estamos entregando 83 millones de pesos en equipamiento”, y al respecto manifestó que “tenemos que darle una vuelta de rosca a nuestras leyes, porque cuando el Estado provincial comienza a comprar aparatología, que muchas veces está en dólares, generalmente tenemos complicaciones al igual que con los repuestos”. Es por eso que propuso “promover una Ley, con supervisión de la Cámara de Diputados y Senadores, para que podamos contar con un fondo de manera que podamos adquirir el equipamiento rápidamente, y adquirir a valores de contado, que será más eficiente”.

Por último, felicitó a la familia del Dr. Gabriel Cardozo, nombre que se instituyó al Servicio de Oftalmología, ya que “hoy estamos haciendo notar una conducta y una trayectoria de vida al servicio de la comunidad, ejemplo de que con el esfuerzo y sacrificio, se puede llegar lejos”.

Los trabajos de ampliación y refuncionalización del Servicio de Oftalmología del Hospital Llano, comprende la construcción de tres consultorios, más la reactivación de dos consultorios y de la sala de espera, con todas las instalaciones necesarias para su confort y buen funcionamiento. Mientras que las obras de ampliación en el Servicio de Salud Mental, consistieron en el sector de sala de espera, área de recepción y refacción de consultorios e instalaciones sanitarias y eléctricas, además de que el Ministerio de Salud Pública dispuso del equipamiento necesario para su funcionamiento.