El Gobernador inauguró obras de canalización que paliarán las inundaciones en barrios vulnerables de Curuzú Cuatiá

2 septiembre , 2019

Gustavo Valdés encabezó la inauguración de la canalización de los arroyos Curuzú y Marote en la mencionada ciudad, en pos de mitigar las inundaciones que aquejaron a diversas barriadas en 2018 y 2019. Durante la jornada, también presidió la apertura de la conexión de gas natural en la pileta climatizada de la Asociación Curuzucuateña de Actividades Acuáticas.

El gobernador Gustavo Valdés se hizo presente en la cancha del club Santa Rosa del barrio homónimo –acompañado por el jefe comunal, José Irigoyen- para inaugurar la primera etapa de la canalización, obra que servirá para evitar las inundaciones en distintos barrios carenciados de la localidad.

Valdés destacó en la ocasión que “hoy inauguramos esta obra que tal vez no se logre ver, no se va a sentir, pero posibilitará que Curuzú no se inunde”. “Esto significa la primera parte de la obra, ahora tomamos la decisión de canalizar un segundo arroyo que se llama Castillo para traer progreso a esta ciudad”, anunció el titular del Ejecutivo.

Continuando, el Gobernador prosiguió diciendo que “esto cambiará para siempre la calidad de vida de los curuzucuateños porque, así como lo estamos haciendo acá, lo estamos haciendo en el Barranca, en el Riachuelo, en el Santa María”.

En la misma barriada, además, el primer mandatario correntino participó de la fiesta realizada por el Municipio por el Día del Niño.

Gas natural para la Asociación Curuzucuateña de Actividades Acuáticas

Posteriormente, las autoridades se dirigieron a las instalaciones de la ACUAA para participar de la apertura oficial de la conexión de gas natural de su pileta climatizada. En este contexto, Valdés al hacer uso de la palabra destacó en primer lugar -y refiriéndose al gasoducto en general- que “tenemos que dividir esto en dos partes, la primera es la reflexión que nos pasó en nuestra nación en los últimos tiempos, la Argentina venia subsidiando lo que era combustible y lo que era hidrocarburos en 10 mil millones de dólares por año”. y esto “lo ponía el estado a empresas comprando combustibles o lo ponía comprando gas con barcos, con buques, y no había plata para exploración hasta que empezamos a tener necesidades de inversión en gas natural”.

Con esa necesidad de inversión, “comenzamos a revertir ese flujo a nivel nacional y hoy la Argentina va a exportar en lo que va del año 15 mil millones de dólares”, y eso es lo que “tenemos que hacer, volver a exportar nuestro gas, el petróleo porque eso nos va a dar riqueza”.

En otro orden de cosas, destacó que “la realidad indica que es importante saber que la energía vale y cuesta, por eso nosotros peleamos por las regalías de Yacyretá”, y en esa misma dirección “debemos pelear por lo que han buscado por mucho tiempo hombres y mujeres que tuvieron sueños, anhelos, y que hoy pueden ver concretado esta obra”.

Refiriéndose de manera directa  al servicio de gas natural en la ciudad, consideró que “esto se hace con inversión, en su momento lo vio Ricardo Colombi con un aporte no reintegrable desde el BID, ingresando desde Colonia Libertad con el ducto que estaba yendo para exportar a Brasil y pudimos abastecer a Curuzú, a Paso de los Libres, a Mercedes y en poco tiempo más estará llegando a Monte Caseros”; esto conlleva a decir que “el centro sur de nuestra provincia ya tiene gas natural y es un avance enorme para los correntinos”.

“Las obras son importantes, en Mercedes y en Curuzú vamos a estar terminando antes de fin de año y en Paso de los Libres como en Monte Caseros lo haremos en viviendas” y el primer mandatario expresó con énfasis que “no podemos esperar, por eso cuando me consultaron si podíamos tener una pileta climatizada, salimos del protocolo y este club hoy tiene energía en un 70 por ciento menos de valor y eso hace que sea accesible para la gente y mejora las condiciones de vida”.

Seguidamente, Valdés resaltó que “en materia de gas Corrientes sigue los nuevos desafíos, el de revertir el flujo porque creíamos que tenía que venir de Bolivia e invertimos miles y miles de millones de dólares erróneamente trayendo el gasoducto de allì” y por todo esto: “Tenemos que lograr que ese ducto cruce por debajo del río Paraná para que pueda llegar a Corrientes capital” y de esa forma “podamos tener gas natural a lo largo del río Paraná de manera que nosotros no seamos ya una de las relegadas de la República Argentina”.