El gobernador Valdés inauguró la remozada e histórica Comisaría Primera de Ituzaingó

10 julio , 2020

El gobernador Gustavo Valdés encabezó la inauguración de la remodelación de la Comisaría Primera de Ituzaingó, acompañado del ministro de Seguridad, Juan José López Desimoni, el jefe de la Policía, Félix Barboza, el intendente Eduardo Burna, jefes comunales de la zona y demás funcionarios provinciales y municipales. En la ocasión el mandatario entregó un subsidio a la biblioteca Guido Hispano y destacó al escritor y su lucha por lograr la paz en tiempos de la guerra con el Paraguay en la década del 1870.

En la ocasión, Valdés declaró que a través de INVICO se construirán 170 viviendas para la localidad. Por otro lado, se asfaltarán 60 cuadras, entre varios otros proyectos.

El acto inaugural del edificio, ubicado en la esquina de Entre Ríos y Centenario, comenzó con el saludo de Valdés a la Formación Especial 8 de Julio, seguido de la bendición e invocación religiosa del capellán auxiliar presbítero Guillermo Danuzzo.

El edificio data de 1880, cumpliendo a lo largo de los años con diversas funciones: oficina de Rentas, Registro de las Personas y, actualmente, la Comisaría Primera. Tiene una superficie cubierta de 126m2, los trabajos tuvieron como fin reparar y rescatar toda la mampostería, incluyendo y respetando las molduras exteriores y cubiertas interiores. Se previó dejar al descubierto, a modo ilustrativo, para de la mampostería de adobe original. Se redistribuyeron las oficinas y el acceso principal volverá a estar en la esquina. Iluminación, salón de reuniones y otros accesorios completan las obras.

Gobernador Valdés

“La obra que estamos inaugurando hoy tiene relación con lo que es Ituzaingó histórico”, contó Valdés al iniciar su discurso y relató que “la Comisaría es de 1880, a 5 años de haber culminado la Guerra de la Triple Alianza en 1875”. Recordó que “durante más de 120 años fue la única Comisaría en la localidad” y tal vez recién “comenzó a esbozarse la posibilidad de una segunda, cuando la ciudad recibía a las primeras personas que venían de varios lugares a hacer esta obra que es Yacyretá, la cual nos permitió a argentinos y paraguayos abrazar el progreso”.

Indicó que “estamos haciendo esta primera etapa de la obra, porque acá también funciona la Alcaidía. Se remozó la parte de adelante, pero vamos a tener que hacer una nueva Alcaidía para poder culminar el 100% de los trabajos”. Es decir que “vamos a estar haciendo una Alcaidía, separándola, de manera que podamos poner en valor la Comisaría completamente con todas las oficinas que se necesitan”, informó.

El Gobernador manifestó que “pedimos en su momento que no se rompa la estructura, sino que la recuperemos, para así darle valor a este edificio y que podamos aportar al patrimonio histórico que tiene Ituzaingó, preservando con lo que fue en su momento el Club Social”.

Por otra parte, informó que “vinimos de recorrer el Parque Industrial y Puerto de Ituzaingó, donde estamos diseñando lo que va a ser el futuro industrial que tiene toda la zona, y que servirá a localidades como Itá Ibaté, Loreto, San Miguel, Gobernador Virasoro, Santo Tomé y toda esta área de influencia que viene creciendo mucho”. En referencia a eso, destacó este día como “histórico, porque está saliendo en los medios de comunicación el llamado a licitación pública de lo que es el Puerto de Ituzaingó, para que vuelva a ser el puerto histórico como lo fue y lo perdimos con la construcción de la Represa de Yacyretá”.

“Es una inversión cercana a los 10 millones de dólares, vamos ir haciendo en etapas y nos va a permitir recupera la salida al río Paraná y poder sacar toda la producción”, agregó Valdés.

También contó que dos empresas se están instalando en el Parque Industrial, que van a generar 200 puestos de trabajo, y por eso “necesitamos tanto en Villa Olivari como en Ituzaingó hacer viviendas”. En ese marco, señaló que “estamos comprando el predio que era la vieja Fundación Olivari, para que las podamos destinar a tierras públicas, mientras que en Ituzaingó estamos por hacer 170 viviendas nuevas, a través del INVICO”.

Por último, anunció que el Gobierno provincial invertirá en 60 cuadras de asfaltado para la ciudad, entre varios otros proyectos.

Inauguración de agua potable en el paraje Aguará Cuá

Antes de dirigirse a la ciudad de Ituzaingó, Valdés pasó por el paraje Aguará Cuá para inaugurar agua potable, a través de la apertura simbólica de una canilla. “Es un gusto poder presentar una solución concreta y poder traer agua potable”, añadiendo que “esto se pudo hacer con la colaboración y trabajo del municipio la ciudad de Ituzaingó”, y aunque admitió que se pasó por algunos inconvenientes puso de relieve que “lo concreto es que somos una de las provincias con más agua potable distribuida”.

Asimismo, el mandatario sostuvo que tener una red de agua potable “es un nivel muy importante”, por ello, hizo hincapié en la necesidad de lograr un trabajo en conjunto con las municipalidades.

De la misma manera, Valdés valoró que el agua potable es “fundamental para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”, porque “es notable el cambio en la salud que existe en la gente que toma agua segura, confiable, de calidad, con respecto a la que no lo hace”.

En este contexto, Valdés recordó al Ituzaingó de antaño, donde la gente buscaba con baldes el agua que caía de las lluvias, y que luego era llevada a los hogares para ser hervida y consumida finalmente. Y en este punto consideró que “solo pueden valorar esta obra aquellos que durante mucho tiempo no tuvieron potabilizada el agua”.

“Tener agua de calidad realmente es una bendición del cielo, por eso nosotros vamos a continuar trabajando con el intendente”, acotó el gobernador y agregó que también proyectarán nuevos rendimientos de agua potable si fuera necesario en la localidad de Ituzaingó. Por ello, le pidió nuevamente a la Comuna que colabore con la Provincia en caso de ser necesario para seguir ampliando en obras.

Por otra parte, el mandatario recordó que en su momento la Provincia consiguió que la entidad Binacional Yacyretá pueda hacer una obra resonante de agua para toda la localidad, con una inversión que en su momento fue mayor a “120 millones de pesos y que hoy no podría justipreciar”.

Reflexionó que esta obra que parece pequeña en realidad “es grande, porque la hicimos en conjunto para mejorar la salud y la calidad de vida de los vecinos de este lado de la Ruta 12”.

Para concluir con sus palabras, Valdés planteó: “Muchas veces cuesta más trabajar en la burocracia que en la tierra, pero solamente trabajando con el corazón podremos llevar adelante este tipo de programas que realmente cambia la calidad de vida”.