En Bella Vista, Valdés instó a “producir lo máximo posible” en el marco de los condicionamientos de la pandemia

4 junio , 2020

En el 195° aniversario de su fundación, el gobernador Gustavo Valdés visitó la ciudad de Bella Vista, donde instó a “producir lo máximo posible con el menor movimiento posible”, teniendo en cuenta todas las medidas de prevención que implica la pandemia del Coronavirus. Con esa premisa, el Mandatario recorrió la fábrica Nea Tex SA (ex Alpargatas) y una urbanización para 450 familias, asegurando que la obra pública en Corrientes sigue avanzando.

La ciudad de Bella Vista festejó este miércoles el 195° aniversario de su fundación con la presencia del Mandatario provincial, quien a primera hora fue recibido por el intendente local, Wálter Chávez y su gabinete ejecutivo para desarrollar un escueto programa protocolar. De este modo, izaron el pabellón nacional y realizaron una ofrenda floral al pie del monumento central de plaza Pedro Ferré.

Instantes después, el cuerpo de Bomberos Voluntarios a las órdenes del comandante Hugo Leguizamón presentó un camión equipado con una escalera telescópica para rescate y asistencia de siniestros en altura, con plataforma de control giratoria. Y hubo una demostración operativa de la unidad que fue adquirida con fondos aportados por el Gobierno de Corrientes.

La comitiva oficial inició posteriormente una recorrida que incluyó la sede de LALCEC Bella Vista y más tarde la zona de obras del Programa de Mejoramiento Barrial en los barrios Santa Teresita y Unidos.

Consultado por la prensa, Valdés sostuvo que los trabajos allí son “fundamentales para Bella Vista, con asfaltado, iluminación, desagües y veredas, completando así la urbanización de 20 manzanas para 450 familias”.

“Tratamos de no quedarnos”, señaló el Gobernador sobre sus recorridos por el interior provincial con un reducido equipo de colaboradores, atento a las normas de distanciamiento por la pandemia. Y en este contexto, aseguró que “la obra pública no está parada y la obra privada está permitida”, afirmando que continuará “siempre acompañando” las distintas acciones de desarrollo en la provincia.

En este sentido, Valdés y Chávez visitaron luego la planta textil Nea Tex S.A., donde fueron recibidos por el vicepresidente de la firma, Enzo Maria y el gerente industrial, Emilio Aguirrí. El Mandatario provincial agradeció en la ocasión a los representantes de ex Alpargatas por una importante donación de barbijos que realizaron a la Provincia.

Al recorrer las instalaciones de la planta textil ubicada sobre la RP 27, Valdés observó cómo funciona la misma bajo los protocolos sanitarios vigentes y saludó a los trabajadores que “ponen su talento al servicio de la economía de Corrientes”, según publicó en Twitter.

Y ante los micrófonos de la prensa destacó que esta fábrica es una “importante fuente de trabajo”. Al mismo tiempo, aseguró que “estamos tratando de producir lo máximo posible con el menor movimiento posible”, sin perder de vista la necesidad de reducir la movilidad como forma de disminuir los contactos que favorezcan el contagio del Coronavirus. Por ello, planteó que “tenemos que estar atentos, no bajar los brazos y siempre protegidos”.

El Mandatario asignó crucial importancia al hecho de poder seguir la trazabilidad del virus para así poder brindar la adecuada asistencia, en cada caso detectado. Indicó que en Mocoretá, donde recientemente se dieron los últimos casos, volvió a la fase 1 de aislamiento, siguiendo esta estrategia y que los resultados hasta el momento de la investigación epidemiológica respectiva arrojan resultados satisfactorios. 

Cabe recordar que tras conocerse este fin de semana la aparición del primer caso en Mocoretá, Valdés viajó inmediatamente a la localidad, junto al Comité de Crisis. Se reunieron así con el intendente local, Juan Pablo Fornaroli para coordinar las acciones que la situación demandó.

En ese marco, el intendente Chávez también había viajado a Mocoretá para participar junto al Gobernador y demás autoridades en reuniones para reforzar los protocolos sanitarios pertinentes al circuito productivo y comercial de la citricultura, puesto que en este caso el virus ingresó a la provincia a través de una persona del sector que volvió de Buenos Aires en un viaje de trabajo y teniendo en cuenta que ambas localidades sostienen un alto nivel de esta producción.