En Saladas, Valdés afirmó que “al campo de Corrientes lo estamos poniendo de pie”

21 marzo , 2022

ENTREGA DE SUBSIDIOS A 226 PRODUCTORES

En el marco de la Emergencia Ígnea y Agropecuaria que atraviesa Corrientes, el gobernador Gustavo Valdés llegó el sábado por la mañana a Saladas, donde hizo entrega de subsidios a 226 pequeños y medianos productores de esa ciudad, como así también de San Lorenzo, Tatacuá y Tabay, por más de 21 millones de pesos en total, provenientes de recursos provinciales. “Ante la la magnitud de lo que nos pasó, salimos inmediatamente a asistir a nuestros productores con ayuda directa”, entre otras medidas, manifestó en la oportunidad el primer Mandatario, y agregó que así todos juntos, “al campo correntino lo estamos poniendo de pie”.

El acto tuvo lugar en el Complejo Turístico Municipal de Saladas, donde asistieron también el vicegobernador Pedro Braillard Poccard; los intendentes de San Lorenzo, Juan Acevedo; de Tatacuá, Sergio Ramírez; de Tabay, Roberto Pereyra; y el jefe comunal anfitrión, Noel Gómez. Al tomar la palabra el gobernador Valdés y para poner en contexto de lo que sucedió en la Provincia, dijo que “esta fue la seca más importante en 60 años, que vino acompañada de fuego, con muchos focos incotrolables: solo en enero se registraron 5.000 focos de incendio y en febrero 9.500”.

De esta manera resaltó la labor que tuvieron los Bomberos, que “apagaban el fuego en un lado y se prendía en el otro”. Rescató así la ayuda que se recibió de las provincias argentinas de Misiones, Chaco, Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba, Santiago del Estero, Jujuy, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, provincia de Buenos Aires, a quienes “acudimos en solidaridad, para que vengan y nos acompañen”.

Sin dudas “el gran golpe lo tuvo el campo”, afirmó el Gobernador, y “nosotros no queríamos estar ausentes” agregó. Manifestó que “ante la magnitud de lo que nos pasó, salimos inmediatamente a asistir a nuestros productores, con ayuda directa, inmediata, porque para nosotros el campo si es importante”.

Explicó que “la primera medida que tomamos como Gobierno provincial, es que el campo de Corrientes durante el año 2022 no pague un solo impuesto, pero no nos coformamos con eso, sino que también a los pequeños productores ayudamos solidariamente con acciones directas como estos subsidios, para que puedan salir a mejorar su alambre, a levantar los postes, a comprar alimento para el ganado, entre otras cosas”. Mencionó también “las otras líneas de crédito que habilitamos con el Banco de Corrientes, para que puedan tomar un crédito a tasa blanda, un año no se paga y al año siguiente un 19% de interés hasta en 84 cuotas”.

Contó también que “conseguimos y gestionamos con el Gobierno nacional un crédito del Banco Nación hasta 5 mil millones de pesos, que va a estar destinado a los productores correntinos”. A lo que reiteró que se le pidió “a la Nación que difiera los impuestos en principio y que no se paguen este año, que sean solidarios, así como nosotros somos solidarios y resignamos impuestos”, para que “juntos digamos que al campo de Corrientes lo estamos poniendo nuevamente de pie, porque es el sector dinámico de nuestra economía”, finalizó Valdés.

Asistencia financiera no reintegrable

En total se asistió con $21.096.000 en concepto de subsidios a trabajadores rurales de las 4 localidades, distribuidos a 109 pequeños y medianos productores de Saladas, 54 de Tatacuá, 39 de Tabay y 24 de San Lorenzo. En dicho acto además, se entregó una ayuda de un millón de pesos al cuerpo de Bomberos Voluntarios de Saladas.

“Esta es una nueva entrega de la asistencia financiera directa no reintegrable que, por disposición del gobernador Valdés, se viene distribuyendo a los productores afectados por la sequía e incendios a lo largo y a lo ancho de la Provincia”, manifestó en primer término el ministro de Producción, Claudio Anselmo, informando que, en esta oportunidad, el beneficio alcanza a 226 productores de las localidades de Saladas, Tatacuá, Tabay y San Lorenzo, por un monto que supera los 21 millones de pesos.

Se trata de subsidios de hasta 300 mil pesos para pequeños productores y de hasta 500 mil pesos para los medianos, según especificó el Ministro, ayuda que se complementa con otras que viene desplegando la cartera a su cargo, como ser la entrega de forrajes de rollos de arroz, alimentos balanceados y otros, como una forma de asistencia directa a los sectores productivos “más vulnerables y damnificados por la Emergencia Ígnea”.

Por su parte, el intendente de Saladas, Noel Gómez, expresó que “para nuestra comunidad y para los municipios que hoy también están aquí presentes, es una alegría poder recibir por parte del Gobierno de la Provincia, una ayuda que viene a paliar en este momento difícil que está atravesando el sector productivo”. Señaló así que “queda demostrado la importancia y el compromiso que tiene la Provincia para con este sector que mueve la economía en nuestros municipios, algo que tanto hablábamos en campaña de la necesidad de tener esta vinculación”.