Valdés homenajeó a San Martín y llamó a “volver a revisar su legado para poner el pecho en momentos difíciles”

20 agosto , 2019

El gobernador Gustavo Valdés encabezó este sábado el acto del 169° aniversario del paso a la inmortalidad del General José Francisco de San Martín, realizado en la localidad de Yapeyú, cuna del Libertador. Desde allí, junto al ministro de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación, el Canciller Jorge Faurie, el mandatario provincial homenajeó al prócer correntino y sostuvo que “la Patria hoy atraviesa momentos difíciles que nos exigen volver a revisar su legado para que nos ayude a tomar buenas decisiones”. No obstante, se mostró fuerte ante la coyuntura argentina, al afirmar que “los correntinos somos corajudos y cada vez que hubo que poner el pecho, lo pusimos” y a la vez amplio, al invitar “a los adversarios para trabajar juntos por el bienestar del millón cien mil correntinos”, porque “las luchas fratricidas no conducen a nada”.

El acto central dio inicio a las 14:45 (horario en el que un día como hoy, falleció el prócer en Boulogne) en la Plaza de las Armas, a la vera del templete histórico. El espacio verde estuvo bordeado por la agrupación denominada Libertador, la cual estaba conformada por efectivos militares, policiales, representantes eclesiásticos, veteranos de Malvinas, agrupaciones tradicionalistas y alumnos de establecimientos educativos, entre otros.

En la ocasión, el jefe de la Agrupación, teniente coronel Carlos Surraco presentó la formación al gobernador Valdés, quien revistó y saludó al cuerpo,  acompañado por el canciller Faurie, la intendente Fagúndez y el comandante de la 12 ° Brigada de Monte, general Aldo Ferrari. Posteriormente, las mismas autoridades saludaron públicamente a los efectivos.

Luego, el mandatario provincial, la jefa comunal, el ministro de Relaciones Exteriores y el general de Brigada se dirigieron hacia el palco oficial emplazado para la ocasión, donde también estuvieron presentes el vicegobernador Gustavo Canteros; el senador nacional Pedro Braillard Poccard; el cónsul argentino en Uruguayana, Ricardo Di Lelle, ministros y legisladores provinciales e intendentes de zonas aledañas, entre otros.

Una vez iniciada la ceremonia, hizo su ingreso el sable corbo del Libertador en manos del suboficial principal marco Antonio Corrales, del destacamento Yapeyú del Regimiento de Granaderos a Caballo.  Acto seguido, se entonaron las estrofas el Himno Nacional Argentino, ejecutado por la banda Vuelta de Obligado del Grupo de Artillería 3, con asiento en Paso de los Libres.

Asimismo, el grupo militar ejecutó el Toque de silencio en memoria del prócer argentino minutos antes de la invocación religiosa realizada en su nombre, por parte del padre Jorge Gómez.

Uno de los momentos más emotivos se llevó a cabo cuando el jefe del destacamento de Granaderos, teniente coronel Orlando Cordón, encabezó el sentido homenaje al Sargento Cabral, caído en San Lorenzo, cuando el soldado del mismo rango más antiguo responde: “Murió en el Campo de Honor, pero existe en nuestros corazones ¡Viva la Patria!”.

Llegando al epílogo, diferentes instituciones depositaron ofrendas florales al pie del monumento del Libertador: institutos sanmartinianos, Unidad nacional de Granaderos, Masonería argentina, Centro de Ex Soldados de Malvinas “2 de abril”, fuerzas de seguridad nacionales y provinciales, municipios, Consulado argentino en Uruguayana, Poder legislativo provincial, Senado nacional, Gobierno provincial y Gobierno nacional, entre otros.

Una vez finalizado el acto, las autoridades recorrieron el interior del templete, el cual fue remodelado por el actual Gobierno nacional y rubricaron el presente libro de visitas.

Desfile

Una vez finalizado el acto central, la misma agrupación, las autoridades y el público en general se retiraron de la Plaza de Armas para dar comienzo al desfile cívico militar por las calles de la localidad.

Allí, con gran fervor y ahínco, los participantes dejaron en alto los valores sanmartinianos tras sus pasos, potenciando la hermandad y el trabajo mancomunado entre los mismos, con gran colorido y siendo parte de una nutrida concurrencia

Valdés: “Nada es Imposible”

Al expresar su discurso, Valdés dijo que “hoy, como siempre estamos aquí en Yapeyú para rendirle homenaje al Padre de la Patria, Don José Francisco de San Martín, hombre correntino para orgullo de quienes nacimos en esta tierra” y quien “debemos agradecerle su visión, grandeza y coraje”.

Fue así que luego reflexionó: “La patria hoy atraviesa momentos difíciles, momentos de incertidumbre, momentos que nos exigen volver a revisar su legado para que nos ayude a tomar buenas decisiones y si observamos con detenimiento su ejemplo podemos sacar algunas conclusiones que son muy valiosas para nuestro futuro”.

En este sentido, indicó que “la primera es que debemos animarnos a pensar distintos, a ser creativos, originales, a no hacer lo que todos harían” y dio como ejemplo de ello el hecho de que “los realistas esperaban que los atacaran por el norte y San Martín lo sorprendió, cruzó los Andes, liberó Chile y luego los atacó en barcos, por donde nadie lo imaginaba y el premio de animarse a ser creativo, a usar la inteligencia fue el triunfo y la liberación del alto Perú”.  

Luego señaló que “la segunda lección es no desanimarnos, a pesar de las dificultades, a pesar de la escasez de recursos en momentos difíciles, hay que tener templanza, hay que mantener la fe, el optimismo, la perseverancia, porque ninguna gran gesta fue fácil”. Y consideró que “el presente argentino tampoco lo es, pero nuestra obligación como dirigentes y ciudadanos es insistir hasta que logremos los resultados”.

Otro valor sanmartiniano que resaltó Valdés fue que “nada se logra sin coraje y los correntinos somos corajudos, porque cada vez que hubo que poner al pecho, lo pusimos y estuvimos dispuestos a dar hasta la vida, si fuese necesario, como nuestros Héroes de Malvinas, que hoy están acá parados y caminando entre nosotros”.

Seguidamente nombró a otros héroes correntinos como el Sargento Cabral y el Tambor de Tacuarí, afirmando que “también héroes somos todos y cada uno de los correntinos que se levantan a la mañana para ir a trabajar”. Agregó que “ellos también son héroes silenciosos que hacen grande a la provincia y a nuestra querida República Argentina”.

Por otras parte, Valdés consideró también que “las luchas fratricidas no conducen a nada”, entendiendo que por eso “San Martín partió al exilio, para no formar parte de las luchas internas” y sostuvo que “la grieta no es un invento actual, las grietas existieron siempre y hay que usaron las grietas para intentar beneficiarse”.

Al respecto, el mandatario provincial juzgó que “hay quienes prefirieron decir: ‘conmigo no cuenten’”. Y para traslució su posición ante las divisiones internas citando a “Martín Fierro con esto de que los hermanos sean Unido o tal vez, porque no decirlo, al General Perón, cuando dijo: ‘la Argentina la arreglamos entre todos o no la arregla nadie”.

Y seguidamente se sinceró al decir que “por eso siempre van a ver a este gobernador, tendiéndole la mano a los adversarios para invitarlos a trabajar juntos por el bienestar del millón cien mil correntinos”.

Finalmente, Valdés rescató como “última lección (sanmartiniana) que es que nada es Imposible, se puede renunciar a los honores, pero a la lucha, jamás”. Y se mostró optimista al asegurar que “un futuro mejor nos espera, vamos que se puede, vamos que somos correntinos, los hijos de San Martín, juntos vamos a caminar hacia ese ideal, no bajemos nunca los brazos, por nosotros, por nuestros hijos, por el país, demos todos y todo para construir un futuro luminoso para los correntinos, pero también para todos los argentinos”.