Valdés instó a redoblar esfuerzos para combatir la deserción escolar

16 septiembre , 2019

Son 100 los establecimientos educativos secundarios de Corrientes que en una primera etapa reciben los dispositivos móviles que permiten la digitalización de la toma de asistencia. Es una herramienta para que los directivos tengan acceso a los porcentajes de presentes y ausentes,  al número de alertas, a las causas de las ausencias y sus justificaciones y a la evolución a lo largo del año. El mandatario aseguró que junto a Nación, el desafío es llegar el año próximo a las 200 escuelas incluidas en el Programa.

El gobernador Gustavo Valdés presidió esta mañana en el Salón Amarillo, el acto de entrega de dispositivos móviles en el marco del Programa nacional “Asistiré”, que se implementa en Corrientes desde mayo de este año y en donde hoy ya se puede medir el impacto en estos meses de trabajo,  gracias a la intervención de los promotores de las 100 escuelas correntinas  en donde se despliegan las acciones con toma de asistencia digital y mesas de inclusión educativa, entre otros.

En la oportunidad, el mandatario dejó en claro que el gran desafío es profundizar el programa para que el año que viene llegue a nada menos que 200 establecimientos educativos secundarios de Corrientes. Asimismo, valoró que la puesta su puesta en marcha haya permitido la reinserción educativa del 85 por ciento de los alumnos que habían dejado los estudios.

Este Programa tiene como finalidad garantizar el derecho a la educación de adolescentes y jóvenes, a través de la prevención e intervención temprana frente al riesgo de interrupción de la escolaridad. Está dirigido a la población estudiantil de escuelas secundarias que, por diversas razones y problemáticas, atraviesa situaciones que se traducen en inasistencias reiteradas y trayectorias irregulares.

La digitalización de la toma de asistencia disminuirá los tiempos de gestión administrativa, permite obtener informes estadísticos  a distintos niveles y realizar un seguimiento diario de los casos en los que el sistema alerte de un posible abandono.

Esta herramienta permite que los equipos directivos de las escuelas tengan acceso a los porcentajes de presentes y ausentes; al número de alertas; a las causas de las ausencias y sus justificaciones y a la evolución de la asistencia a lo largo del año.

En la ocasión, el equipo jurisdiccional del Programa hizo entrega de un informe de gestión de los primeros cuatro meses a las autoridades provinciales.

Por su parte, el Gobierno de Corrientes firmó un Convenio con la cartera educativa de Nación, para la implementación de este programa en 50 escuelas de gestión estatal, a las que por decisión del gobernador Gustavo Valdés se sumaron otras 50 con aporte provincial, para financiar los honorarios de los promotores y dispositivos móviles para la toma de asistencia y el 50% de la capacitación.

Por el ello, el ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación distribuirá dispositivos móviles a las primeras 50 escuelas y el gobierno provincial hará lo propio en las 50 restantes.

De manera simbólica, en el marco del acto, se entregaron los dispositivos a 15 establecimientos provinciales secundarios y posteriormente alcanzará a la totalidad del centenar de escuelas en esta primera etapa del Programa.

Gobernador Valdés

“El principal problema de la educación es no tener a los chicos en el colegio. En la Argentina tenemos un 50 por ciento de estudiantes del nivel secundario que no finalizan. Quiere decir que el 50 por cierto de la inversión en educación es malograda. Es el problema central. Cuando el chico no val al colegio, la calidad educativa es nula”, fue claro y contundente el gobernador Gustavo Valdés al dirigirse a los presentes en un colmado Salón Amarillo.

El mandatario, manifestó que como estado “somos los responsables para trabajar y atacar de lleno la problemática”, para lo cual consideró importante contar con “un diagnóstico para saber qué hacer y quienes padecen el problema”.

Entre ellos mencionó el embarazo adolescente como una de las causas de deserción escolar y abogó por una educación sexual que llegue de manera eficiente e íntegra a los colegios, para que los jóvenes “puedan saber qué pasa con sus cuerpos y su sexualidad”.

“También de estos resultados surge la problemática del trabajo infantil algo que debemos combatir”, dijo Valdés y subrayó que todo adolescente tiene el “derecho estudiar formarse y educarse”.

“Por eso, insto a redoblar los esfuerzos para revertir la problemática y para el año que viene vamos a duplicar la inversión para que el Programa llegue a 200 colegios de Corrientes, con el objetivo que todos los estudiantes de Corrientes terminen el secundario”, anunció luego el titular del ejecutivo provincial.

En tanto, sostuvo que la mortalidad infantil es un elemento que está ligado en muchos casos a la falta de educación de las madres y  sus familiares, que no guían adecuadamente a esas hijas y mujeres para que reciban una atención sanitaria adecuada.

Al proseguir con sus conceptos, Valdés pidió poner manos a las obras, junto a los organismos del estado para luchar fuerte a fin de revertir el problema y celebró que el Programa sea una realidad palpable y efectiva en Corrientes, ya que apunta a “construir una sociedad más justa y que salga adelante con una fuerte apuesta en la inversión hacia la educación pública y gratuita”.

Un Programa de abordaje integral

El Programa nacional “Asistiré”  plantea un abordaje integral sobre el riesgo de discontinuidad en la trayectoria escolar, que implica tres líneas de acción complementarias: toma de asistencia digital, promotores Asistiré y mesas de inclusión educativa.

Toma de asistencia digital: se trata de una aplicación digital que permite registrar en tiempo real la asistencia de los alumnos a clase y detectar, a través de alertas, posibles casos de interrupción de las trayectorias escolares, con el propósito de trabajar de manera preventiva. Este sistema brinda la posibilidad de observar cada trayectoria, reconociendo ausencias no justificadas y justificadas (por enfermedad, situaciones climáticas, licencias especiales, deportivas, entre otras), como también si éstas son consecutivas. Estos datos dan lugar al armado de estrategias tanto para lograr que el o la joven vuelva a la escuela, como para que pueda sostener su escolaridad, interviniendo antes de que esta se interrumpa.

Promotores Asistiré: se conforman duplas de profesionales licenciados en educación, trabajo social, psicología u otras disciplinas afines, preferentemente con título docente. Estas duplas realizan asistencias técnicas a las escuelas, acompañan a los equipos escolares y facilitan el vínculo con otros organismos, programas institucionales y la comunidad, profundizando el trabajo en aquellos establecimientos que no cuentan con equipos de orientación escolar, gabinetes o dispositivos similares. Asimismo, como parte de su trabajo, realizan un seguimiento personalizado de las situaciones de los y las estudiantes con ausentismo e intervienen para fortalecer su trayectoria escolar y asistencia a clases.

Mesas de Inclusión distrital: son espacios de trabajo interdisciplinario que encabeza el o la responsable del área de supervisión educativa regional, distrital o local, y del que participan promotores, directores y equipos de educación de cada municipio, representantes del Sistema de Protección de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes en el territorio, organismos gubernamentales y no gubernamentales, entre otros. La participación de los Promotores Asistiré en este espacio tiene principalmente dos objetivos: por un lado, articular redes y acciones de prevención del abandono escolar y de encauzamiento de las trayectorias escolares, y por otro, aportar información cuando se trate de analizar, planificar y tomar decisiones sobre situaciones y temáticas propias del Programa.